GRUPOS SINODALES

ImageSEGUNDA ETAPA DE LOS GRUPOS SINODALES: REFLEXIÓN, DIÁLOGO Y PROPUESTAS

Estamos en pleno desarrollo de la segunda etapa del I Sínodo Diocesano llamada “GRUPOS SINODALES”. Éstos grupos sinodales tienen como objetivo la reflexión, diálogo y propuestas de 16 temas que se les van a entregar. Los temas van agrupados en 5 bloques con los temas centrales:

Sigue leyendo

Firman reglamento del Sínodo en fiestas de San Pedro

ImageUno nuevo paso con el Sínodo Diocesano. En la celebración en honor a San Pedro se firmó el Reglamento General del Primer Sínodo Diocesano y se presentó oficial del Himno de la Diócesis de San Pedro Sula.

En horas de la mañana presidió la Eucaristía el Obispo Ángel Garachana con su auxiliar Monseñor Rómulo Emiliani y con el Obispo de la Diócesis de La Ceiba Monseñor Miguel Lenihan, estuvieron frente al altar algunos sacerdotes de Atlántida juntoal presbiterio de la Diócesis de San Pedro Sula.

El 29 de junio del 2012 quedó impreso en la historia de la Diócesis de San Pedro Sula, ya Monseñor Garachana firmó el reglamento general del Primer Sínodo Diocesano y el de los Grupos Sinodales. A partir de ese día se terminó la primera etapa del Sínodo y dio comienzo a la segunda, de Diálogo y propuestas,  que es la clave de todo el proceso.   Sigue leyendo

Avances del Sínodo

Continuando con el proceso del primer Sínodo diocesano, les informamos que ya estamos por terminar la primera etapa que se inició el 26 de febrero con la convocación del mismo y termina el 29 de junio con la fiesta de San Pedro y San Pablo, patrono de nuestra diócesis. El objetivo de esta primera etapa, era la de informar sobre todo el contenido del sínodo y sensibilizar a nuestra Iglesia a ponernos en camino con el sínodo. Se termina, esta etapa, con el cuestionario que ustedes ya han respondido y que están siendo tabulados. Todavía pueden llenar electrónicamente el cuestionario y mandarlo por correo durante esta semana.

Sigue leyendo

Qué es un sínodo y el porqué celebrarlo en nuestra diócesis…

En la misa de convocatoria del sínodo, el 26 de febrero, nuestro obispo Ángel Garachana decía:

Sin duda que muchos de ustedes se estarán preguntando por dentro:

“¿Y qué es un sínodo diocesano?”

La palabra Sínodo es una palabra que viene de la lengua griega. En esta lengua “camino” se dice “ódos” y nuestra preposición “con” se dice “sin”. De ahí la palabra “sin-odo”. “camino con”, camino en común, o  caminar con otros, caminar juntos.

La Iglesia, que nació y creció hablando griego, convocó desde el principio asambleas, empezando por la de Jerusalén (Hech. 15,1-30), para dar respuestas nuevas a nuevas situaciones, y nuevos interrogantes. Y llamó a estas asambleas “sínodos”

Sigue leyendo

Oración del sínodo

Padre Santo y Compasivo,

Tú has querido salvarnos no aisladamente,

sino constituyendo un pueblo

que te conociera en verdad

y te sirviera santamente.

Nosotros somos tu pueblo

que peregrina en el departamento de Cortés:

Enséñanos tus caminos

y guía nuestros pasos en fidelidad a Jesucristo.

Sigue leyendo

Sacerdotes mediadores de la comunión

Misa Crismal en la Diócesis de San Pedro Sula

Aspectos de la homilía de Monseñor Ángel Garachana

 La misa que se celebró el 26 de Febrero de la convocación del primer sínodo diocesano y ésta (misa crismal) reunidos los  obispos, presbíteros, consagrados y fieles todos, expresamos la unidad eclesial de una iglesia de comunión en el departamento de Cortés.

La Palabra sin-odo expresa el caminar juntos en comunión bajo un itinerario de vida cristiana. Por eso hoy, día sacerdotal, queremos expresar que somos una Iglesia que camina junta en el amor de Dios.

Sigue leyendo

Renovar el Camino hacia el Señor

Reunidos en el Sínodo, como cada día al  reunirnos  en la celebración de la eucaristía, celebramos que no tenemos aquí ciudad permanente sino que anhelamos la futura Hb 13,14  . Damos gracias porque todos y cada uno somos ciudadanos del cielo, de donde esperamos como salvador a Jesucristo, el Señor Flp 3,21.  Reunidos en comunión hacemos memoria del Señor, anunciamos su muerte y proclamamos su resurrección y, juntos, compartimos un mismo deseo, una esperanza gozosa: ¡Ven, Señor Jesús!

Cuando nos reconocemos como ciudadanos del cielo estamos afirmando que nuestra ciudadanía, nuestra identidad, nuestra dignidad es la de hijos de Dios. Una dignidad que vivimos ya en esta ciudad y que compartimos con todos los pueblos.

Sigue leyendo

Meditamos la Palabra: Apocalipsis

 Leer: Ap 21, 1-8; 22,16-21

Al acercarnos a un texto del libro del Apocalipsis es imprescindible darnos cuenta de su peculiar forma literaria. Una forma presente en textos del AT, como el libro de Daniel, o en el de Zacarías y, sobre todo,  en múltiples libros judíos o también cristianos escritos y trasmitidos entre los dos últimos siglos anteriores Jesús y el primer siglo y medio de la era cristiana.

 ¿Qué es lo común a esos libros? Por una parte su intención de iluminar y dar esperanza frente a la oscuridad y el temor que generan la  opresión y persecución que padecen los creyentes.

 La esperanza está fundada en el proyecto de vida y liberación de Dios que personajes de la historia de la salvación han experimentado en su historia y que ahora, junto a Dios, conocen y trasmiten. Junto a ellos, los ángeles, sirven también de mediadores para revelar y enseñar a ver ese proyecto divino. Los personajes del pasado hablan en futuro para que el lector vea el sentido de su presente y fundamente su esperanza.

Sigue leyendo

Palabras claves de revelación

                                                                                                    Apocalipsis

De nuevo una palabra griega ha pasado a nuestro vocabulario y además ha generado un adjetivo: “apocalíptico” con nuevas resonancias en español.

Apocalipsis significa “revelación”, desvelamiento, manifestación de algo no visible a simple vista. El último libro de la Biblia comienza así: “Esta es la revelación que Dios confió a Jesucristo para que mostrara a sus siervos lo que está a punto de suceder” El libro enseña a ver lo que está a punto de suceder para que reconozcamos no tanto el “fin del mundo” cuanto que el mundo tiene finalidad. Una finalidad no marcada por el poder corrupto y destructor; no dominada por dragones y fuerzas destructoras; no irremediablemente impuesta por poderes astrales sino guiada por aquel cuyos juicios son verdaderos y justos. Una finalidad alcanzada por el que es Alfa y Omega, principio y fin.

Apocalíptico ha pasado a significar lo que amenaza o implica exterminio o devastación: Terrorífico, espantoso. Para nosotros lo terrorífico y espantoso no es lo que está a punto de suceder sino lo que sucede cada día. La “revelación”, el libro del Apocalipsis nos enseña a mirar y a confiar.

Sigue leyendo

Camino recorrido por la Diócesis de San Pedro Sula

San Pedro Sula, Trujillo, La Ceiba

 El 13 de julio de 1963 fue erigida la Diócesis de San Pedro Sula. Su territorio era el mismo que el del Vicariato Apostólico creado en 1916 y  encomendado a la Congregación de la Misión, los padres paúles o paulinos, que ya estaban presentes en él desde 1910.  Un territorio muy extenso que comprendía los departamentos de Gracias a Dios, Colón, Atlántida, Las Islas de la Bahía y Cortés. El 3 de Julio de 1987 fue restaurada la diócesis de Trujillo, la más antigua de Honduras, y  la de San Pedro Sula quedó “reducida” a los departamentos de las Islas, Atlántida y Cortés. El pasado 14 de febrero  se erigió la diócesis de La Ceiba y el pueblo de Dios que peregrina en Cortés conforma ahora la diócesis de San Pedro Sula 

Sigue leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.