Meditamos la Palabra: Apocalipsis

 Leer: Ap 21, 1-8; 22,16-21

Al acercarnos a un texto del libro del Apocalipsis es imprescindible darnos cuenta de su peculiar forma literaria. Una forma presente en textos del AT, como el libro de Daniel, o en el de Zacarías y, sobre todo,  en múltiples libros judíos o también cristianos escritos y trasmitidos entre los dos últimos siglos anteriores Jesús y el primer siglo y medio de la era cristiana.

 ¿Qué es lo común a esos libros? Por una parte su intención de iluminar y dar esperanza frente a la oscuridad y el temor que generan la  opresión y persecución que padecen los creyentes.

 La esperanza está fundada en el proyecto de vida y liberación de Dios que personajes de la historia de la salvación han experimentado en su historia y que ahora, junto a Dios, conocen y trasmiten. Junto a ellos, los ángeles, sirven también de mediadores para revelar y enseñar a ver ese proyecto divino. Los personajes del pasado hablan en futuro para que el lector vea el sentido de su presente y fundamente su esperanza.

 La descripción de visiones con elementos llenos de imaginación es recurso habitual para que el lector vislumbre el sentido de lo que vive y agudice su mirada. Las experiencias de profetas y creyentes trasmitidas en los libros bíblicos son la base de estas visiones. Por eso, desconocer lo que llamamos Antiguo Testamento hace imposible la comprensión de estos libros y su peculiar estilo.

 Los apocalipsis no son libros de historia pasada  ni pretenden explicar el futuro. Su intención es acercarse al lector que vive desconcertado, atemorizado, sin horizonte y trasmitirle una esperanza que le lleve a hacer historia con la certeza de que el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob, el que ha hablado en Moisés y los profetas, el que a Jesús ha entregado el libro sellado y el sentido de toda la historia sigue siendo su Dios y que, por tanto,  cada lector es miembro de su pueblo.

 Encontramos en el texto propuesto hoy para la lectura  motivos tradicionales presentes sobre todo en el libro de los salmos y los profetas : la Jerusalén añorada, deseada, celebrada como  lugar de encuentro con Dios es ahora una realidad nueva para cuya descripción faltan palabras. Nueva alianza, nueva creación, nuevo Espíritu, nueva Jerusalén son promesas proféticas que anuncian no una simple renovación sino la plenitud de lo que ya está presente.

 “Yo seré su Dios, ustedes serán mi pueblo”. Escuchamos la fórmula de la alianza repetida en toda la escritura y que dirigida a una persona individual suena como. “No temas, yo contigo”

 Meditar

  • Recuerdo las noticias de hoy. ¡Cuánta violencia, dolor, destrucción! ¿Qué veo en la noche?
  • Recuerdo testigos, ángeles de carne y hueso, que en medio de la noche ven y guían. Hago memoria de personas concretas no necesariamente grandes ni que aparezcan en la prensa. Personas que en fidelidad a Jesús han caminado y caminan ¿Qué ven en la noche?
  • Repaso el proyecto de Dios: Enjugará las lágrimas, no habrá llanto, ni luto, ni dolor…
  • Repaso el fracaso de la corrupción, la mentira la ambición…

 Orar

Amén

Expreso mi fe confiada con el amén: así es. Así estoy seguro que es la  realidad.

  • Veo el universo, veo esta naturaleza que me rodea y digo en mi interior: Amén. Esto es don y regalo de Dios. Esto es fruto de su bondad. Esto es bueno.
  • Me veo mujer o  varón y digo: Amén. Veo varones y mujeres y digo. Amén. Somos imagen y semejanza de Dios.
  • Veo la naturaleza degradada, veo las personas explotadas, veo la injusticia, la corrupción, la violencia, veo los crucificados y en medio de ellos veo el Cordero degollado y digo: Amén. Tanto amó Dios al mundo  que envió a su Hijo no para condenarlo  sino para salvarlo.
  • Veo bondad, servicio, entrega, amor, ternura, alegría, lucha, superación, búsqueda y sé de donde brota. Y digo: Amén y me dejo llevar por el Espíritu y me uno a los sedientes que beben gratis de la fuente del agua de la vida y con ellos repito:

 ¡Ven, Señor Jesús!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: